Mi Doctor
Soy una chica de 19 años, piel blanca, ojos amielados, de estatura de 1.80 mts, senos redondos y firmes, piernas de lujo y es que he modelado para revistas semidesnuda.

Buenos el relato inicia cuando visite a mi doctor, un tipo de 35 años un poco atractivo, pero este no es el caso de hablar con él. Yo tenía un dolor muscular en la espalda y ese doctor era especialista en músculos y huesos. Al llegar él me vio con una mirada muy extraña, me examinó y dijo que me desnudara en un cuarto, el "accidentalmente" entró al cuarto y vio mi hermoso cuerpo, solamente con un sostenedor elástico semitransparente negro y una diminuta tanga. Él dijo que no me preocupara y salió.

Entonces fue cuando me dí cuenta que él tenía otras intenciones, al principio estuve muy nerviosa y al inicio me negaba. En ese momento me pidió que saliera y ya con una bata me recosté me volvió a examinar y me recetó una pomada y me dio una cita para la semana próxima.

Cuando regresé iba con la idea de ver al mismo doctor y decidí seguirle el juego y me puse un vestido azul cielo pegadito que solo me cubría 8 cm. abajo de la cintura (al cruzar la pierna se me todo...) y un escote que vuelve loco a los hombres. Abajo llevaba una tanga y un sostenedor semitransparente blanco.

Fotos XXX y relatos eroticos GRATIS en tu email: Heterosexual Gay
Contactos GRATIS Que buscas? : Provincia :
Al llegar al consultorio, me encontré con un enfermero que me dijo que en un momento vendría el otro doctor. Este tipo se llenó de lujuria y me pidió que me desvistiera. Yo pregunté por un lugar donde desvestirme y él contestó que frente a él.

Yo lo hice un poco nerviosa y al quedarme solo con ropa interior el se acercó detrás de mí y de repente sentí un bulto detrás de mi ano, me volteé y en eso él empezó a besarme y a lamerme el cuello. Mis pezones se pusieron duros lo que lo excitaron mucho más y se empezó a desvestir y a quitarme la ropa interior. Yo no quería al principio pero cuando menos lo esperaba él me sentó en una silla y él estaba parado. Me puso la polla en la boca y me pidió que se la chupara, yo ya estaba animada y empecé a hacer lo que me decía.

Su rico semen se derramaba por mi boca hasta mis senos, entonces él empezó a limpiarlo con su boca, lamiéndome y mordiéndome los pezones. pero después empezó a introducirme por el clítoris ya que estaba completamente mojada. Y me seguía lamiendo y lamiendo entonces fuimos acercándonos a un cuarto donde estaba muy oscuro y tenía un vidrio.

Estábamos dándole con todo. Escuchamos la puerta pero no hicimos caso después vimos que era el doctor que relaté al principio. Él estaba observándonos y decidió entrar. Notamos que empezó a quitarse la ropa y empezó a masturbarse para que tuviera totalmente erecto y duro el miembro. No sabíamos que iba a hacer y él me dijo: ¡Voltéate! me jaloneo y me metió su miembro por el ano. El enfermero me seguía introduciendo por delante. Jamás había sentido estar entre dos hombres y en ese momento tuve gran cantidad de orgasmos.

Después de ese día nos vemos los tres en distintas "consultas" y realizamos lo mismo.

Paola

(c) 2000-2002 AventurasEroticas.com Todos los derechos reservados.
Todos los relatos son propiedad de sus autores si lo deseas, puedes enviar tus propios relatos